28 de diciembre de 2010

Atrapada.

De contoneo voluptuoso
apareció
y se atrevió a envalentonarse,
medró,
sin cortar las malas hierbas,
acaparó
todo y nada.

Sin permiso se adueñó
del marrón de la tierra
que a puños atrapó
sin escurrirse entre sus dedos,
revisando su peso,
inspeccionando su textura
por si la falta de aire...
...la  altera.

Así colmó y rellenó
su deshabitado interior,
inhalando su frescura,
su esencia,
descalcificando su médula.

Una exhalación de un grano,
el relente corteja,
conmina,
la tierra se expande,
no es tarde, no es tarde.

3 comentarios:

Pakiba dijo...

Vengo en esta tarde de frio a dejarte mi cariño y desearte que tengais un BUEN AÑO NUEVO-


besos.

nuria dijo...

¡¡Qué bonito!!

María del Mar dijo...

Gracias Pakiba, recibido, yo te mando mucho cariño también.

Gracias Nuria por creerlo bonito, jajaja.