28 de noviembre de 2010

La crítica.

No han transcurridos tantos inviernos, son sólo ocho los abrigos que te han protegido.

Con el ritmo marcado, ni más rápido ni más lento, me vas enseñando qué debo aprender:

  • sin prisas, esa la llevo aprendida.
  • sin dobles sentidos: !cúanto cuesta! "Mami, ¿vamos a ir a Sierra Nevada?".... "si, si en eso estaba pensando yo, mañana", "Bien, mañana nos vamos a Sierra Nevada" "No, Luisa, cariño, no he querido decir eso, me he equivocado" "Mami tu siempre te equivocas hablando" "Si Luisa hablo tan rápido que a veces me equivoco"......(eso ocurre en el mejor de los casos, que lo resolvemos hablando). En otros "Mami, tu has dicho que vamos a ir a Sierra Nevada, ¿por qué no vamos?", llorando, refunfuñando, protestando, gritando....., y yo que reconozco la causa y el efecto, ¿por qué no la evito? ¿qué saturación me bloquea?.
  • y, aunque existen más situaciones en las que me debo educar, ahora me preocupa la crítica.
La crítica la sitia entre paredones ruinosos, la cerca de temores juiciosos que la agitan y.... qué inútil resultan ya las palabras para desenmarañar las expresiones que la han bloqueado, mejor luego creamos un cuento, donde otra niña es la protagonista y hace lo mismo, ella se ve reflejada y corrige, si puede su conducta o aquello que hemos criticado. No hace tanto le escribí este humilde cuento:

Querida Luisa:
    
No des zapatazos, tu eres una niña grande, ya tienes 7 años de edad y eres comprensiva y buena. Es de mala educación dar golpes al suelo con los pies. Puedes relajarte, respirando profundo.

Tampoco des patadas a los bancos, mesas y demás muebles, no te conviene hacerlo porque puedes hacerte mucho daño. Si eso ocurre tendremos papa y yo que llevarte al hospital a que te pongan un yeso en la pierna.
Tendrás que estar sentada, con la pierna en alto y eso no te gustará cariño. Será incómodo, doloroso y molesto.

Cuídate Luisa porque te queremos.

Algo similar pero más pedagógico y adecuado a la atención en clase es lo que le están trabajando a Luisa en Logoeduca, y !funciona!, vaya si funciona. También tengo que comentaros algo del trabajo que están haciendo en su cole. Luisa sale contenta, feliz, me va contando cosas. El otro día su profesora María Antonia la reforzó positivamente a través de su grafía, no os podéis imaginar cómo la ha mejorado, pero lo mejor fue como su profesora hizo que sus compañeros la felicitaran. Ella se sintió GRANDE, María Antonia transformó una simple tarea en un momento inolvidable para Luisa, y eso vale cada segundo en oro, y cuánto menos merece un reconocimiento a su experiencia e interés. La preocupación y el trabajo de su tutora es un porcentaje muy alto de su inclusión en esta sociedad. Ella es un "recurso" preocupado y ocupado en el día a día.

Gracias.





"Deseo que todos podamos ver un día bonito sin que nadie tenga que ponernos esta canción".

11 comentarios:

rafarrojas dijo...

sigo aprendiendo.
Un besote, rafarrojas

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

nuria dijo...

Genial!! Ole por Maria Antonia !! OE OE OE !!!

Mira que si ella también necesita refuerzos positivos (que seguro que si) le hacemos entre tod@s la ola ehhh !!

Qué día tan bonito!! Po zi

María dijo...

Está bien que te acuerdes de los profesionales de la enseñanza para halagarlos. Nada más que se escucha hablar de ellos cuando es para reprocharles cosas.
Me alegro por ti y por tu chiquilla.
Besos

Princesa115 dijo...

Es una entrada preciosa Mªdel Mar, llena de sensiblidad, de ternura y amor.
Siempre preocupándote por aprender de ella, por hacerla feliz.
Esa tutora que tiene vale un tesoro y esa motivación que le ofreció el otro día no tiene precio.
Te felicito amiga porque eres una mujer muy valiente y luchadora.

Besos

Rayén dijo...

María del Mar:
Fue un agrado conocer tu blog.Felicidades por esas lindas niñas que tienes.De los niños podemos aprender mucho, ellos son felices con muy poco.
Me encantó la canción.Todos los días tienen algo bello.

Te seguiré para volver a leer más.

Un abrazo y una flor de mi jardín para ti.!!

fiaris dijo...

Un aporte para tod@s,cariños.

Pakiba dijo...

Eres una madre maravillosa, te tienen que querer un montón.

Besos.

María del Mar dijo...

!Buenoooo!, Pakiba, como madre voy a terminar dando el tiempo, ¿conseguiré que salga el sol?, yo pensando en Luisa y en su sensación de estoy encerrada mami, jejeje.

Nuria, María, Princesa, si que es necesario expresar cuánto tenemos que agradecer, es triste ver cómo se nos olvidan a veces las pequeñas cosas importantes. Esto de correr!!!, ayy.

Rayen, gracias por tu regalo; Rafa !que aquí no aprenderás mucho!, . Fiaris, !lo mismo!,jajajajaja.

Os lo agradezco de veras, a todos pero, ayyyyy.

Besitos, hoy estoy hasta "romántica" (fitetú) o lo que es lo mismo "fíajate tú".

María del Mar dijo...

fíjate sin "a", juaaaaaaa, el directo hij@, el directo y que tengo que recoger a la niña de clases, que he de llevarla al dentista a una hora a la que casi debería estar durmiendo, etc. etc.

Muackkks.

concha dijo...

Ay madre, que conplicado es el lenguaje, para ellos las palabras son como objetos tangibles, y tienen un sólo valor,y también tenemos que enseñarles a comprender las ironías, los dobles sentidos, el lenguaje figurado, y todos esos usos que damos al lenguaje, como el humor. Eso lo trabajaron en logopedia, y las PT del cole también y funcionaba fenomenal

Cuando tenía la edad de Luisa, yo le pedía a Marcos que escribiera un cuento cada vez que no comprendía algo, y su comportamiento no era el "adecuado ". En ese cuento él me explicaba su versión del asunto y la solución que tenía, así yo tenía información de primera mano de su percepción de la cosas y podía explicarle la versión y la solución " convencional ".Era muy útil, pues para escribirlo tenía que reflexionar y ordenar sus ideas y le obligaba a verlo " desde fuera ". Así podía comprender la reacción de los demás y no se sentía tan perdido, y poco a poco iba captando la lógica del comportamiento.

Ya dice su sicóloga que igual nos pasamos y fabricamos al niño perfecto, y tampoco es eso, pero con lo guapos que son, no merecen menos ,je je je jeee....en eso ella también está de acuerdo.

Besitos