13 de noviembre de 2010

Tango y película

Por este tango un día perdí la cabeza...

 

Esta pelicula me enseñó cómo te ayuda el "ayudado"....

4 comentarios:

María del Mar dijo...

Ayer, al salir del banco, un músico callejero tocaba violín en mano el mismo y mi corazón, también me arrancó unas lágrimas que no terminaron de brotar.
Por esa parte de mí que se quedó ensimismada en aquellos minutos de peli, en aquellos años ya transformados, alejados de mi mente.
Besitos.

Pakiba dijo...

A veces hay música que nos trae tantos buenos recuerdos que nos hace llorar de felicidad.
Muy bonito, me gusta.

abrazos para ti.

fiaris dijo...

Sabes tengo un tio que es músico callejero hace muchisimos años y yo solia extasiarme con su música,me lo has hecho recordar,abrazo.

Princesa115 dijo...

Es una bonita película y la escena del tango me encantó.
Hay canciones o escenas que nos traen muchos recuerdos, recuerdos a veces dolorosos. Pero son sólo nuestros.

Besos