19 de enero de 2011

La Ausencia de Rosa...


...sonó de su voz una noche; instantes antes mecía a mi hija, tan poquita cosa emitía unos llantos desconsolados, que nada la hacían cesar, yo confundida, alterada, medio adormilada o espabilada deambulaba por aquél salón de ese piso alquilado... pero sonó esa voz. Sus ojos de pronto se calmaron, sus oídos se afinaron, sus piernas no se retorcieron; yo, incrédula, lo constataba, ella sonreía placidamente. Así que me hice de su voz, de su canción, de su melodía, robé sus notas musicales y las repetí en un disco que no paró de sonar durante meses a eso de las ocho y media.  


Luisa, está sonando por tí....

6 comentarios:

Princesa115 dijo...

Esa voz, sus recuerdos siempre estarán con vosotros...siempre.

Un beso María del Mar

Pakiba dijo...

Hermoso Maria del Mar igual que esa preciosidad de niña que que paraba de llorar. Cuantos recuerdos guardamos de nuestros hijos verdad !!!!!!!!!!!!!!!

fiaris dijo...

simplemente¡hermoso!cariños.

~ El Capitán Escarlata ~ dijo...

Mejor no digo nada,... no sabría que decir,... pero te dejo mi abrazo solidario,... artillera.

nuria dijo...

Pesó más de cinco kilos?? Midió 58 cm?? Peazo de niña!!! Claro, así tiene esos ojazos...bonita a los tres meses, preciosa ahora.
Qué bonito haber escrito ese diario! Leerlo ahora te hará ufff...

concha dijo...

Vaya ojazos más impresionantes, que mirada.

Marcos nació muy pequeño, pesó 2.800 y midió 46.50 cm, pero comía como una lima nueva y al mes pesaba 4 kg, el muy gordinchi.
Y también tuvo unos gases tremendos, que desaparecieron de golpe a los tres meses. En alguna parte leí que en realidad no son problemas digestivos, sino una sensibilidad más delicada de lo común a estímulos externos, una mala adaptación a la vida fuera del útero, y que cuando esa sensibilidad se satura se manifiesta así.
Y también le gustaba mucho la música, cuando su padre le daba el biberón tenía que ponerle alguna canción, y yo le cantaba siempre para comer ! con lo mal que canto ¡ a él le daba igual. Esa mirada de fascinación, hummm , se me está cayendo la baba y voy a poner el teclado perdido....
Besitos