28 de enero de 2011

Del útero o del suelo.

Está naciendo alguien distinto, surge desde el interior indefinido como una bola húmeda, viscosa, que intranquila se agita y choca en el claustro materno, combatiendo contra sus inseguridades, sus oscilantes desniveles, con su contenido alterado y comprobado y brota hacia una profundidad en parte conocida, vivida.

Expulsada se desintegra a trozos tras su impacto en el rasjado suelo y retorna más combatiente, más hallada, más introspectiva, capacitada para motivarse con la lluvia, la brisa.

No recuerda si nació del útero o del suelo, rememora turbiedad en su dañada memoria y busca entre los vacíos temporales una pizca de pasado enlazado a su ahora.


Así nacen de nuevo muchas personas, por ellas, con todo mi cariño.

4 comentarios:

Fiaris dijo...

Para reflexionar.abrazo

Princesa115 dijo...

Preciosa entrada María del Mar...aunque pienso que todo lo que encierra a la gestación es un misterio.

Un beso

Roberto dijo...

muy bonito jefa

belijerez dijo...

Estaremos todos en el útero y todavía no hemos nacido???? o quizas estamos haciendo suelo??

Además el Fiti me encanta.