16 de febrero de 2011

Concha, tu no eres concha.

Concha, no quedaras incrustada, cuál molusco, ni tu dureza ni tu rigidez te harán permanecer anclada en la arena.

Serán unos dedos diminutos, minúsculos pero significantes los que retirarán con delicadeza la tierra de tu cuerpo ovalado, tu abertura será enjuagada en un cubo playero donde permanecerás tranquila, reposando unas horas, inquietada quizás por una mirada pueril, inocente por momentos,  que se apartará de tí por unos instantes a rastrear y delimitar con sus pies la frontera de la arena mojada y el agua inmensa, a sus ojillos lejano el horizonte, sin comprender su lenguaje, el que emiten sus sonidos vivos y poderosos y tropezará con un caparazón para que sea tu amigo, viajará hasta tu temporal morada a presentártelo para que no estes sola. Ya no serás refugio ni hogar de ningún cangrejo, no podrás echar la vista atrás pues mientras tu conquistador avanza, camina hasta su casa, tu lo harás con visión acotada hacia el cielo, y así cuanto fuistes quedará en tu nácar, recordarás el interminable invierno, con sus estruendos, sus lluvias, el frío nocturno, húmedo, el agua bañándote la coraza perpetuamente deformándote, transformándote, ya no sentirás el calor abrasante del verano que alteraba tu nácara, ya nadie jugará a tirarte cual vulgar piedra por manos juguetonas ni serás arrastrada por el oleaje a la orilla de tu playa.

Quizás te creas olvidada, pero quien te recogió no opinará lo mismo, te sentirás rescatada, aliviada con el tiempo.

Concha, tu no eres concha, tu eres un ser, hoy necesitado de caricias, mimos y atenciones. Concha no te sientas sola, el mundo te acompaña, camina hacia delante.

A la soledad de una amiga, a su despido.

4 comentarios:

Pakiba dijo...

Simplemente precioso Maria del Mar.
Recuerdo a esa concha que siempre tenemos en casa y que de tanto en tanto escuchamos el mar.

El Drac dijo...

Excelente dedicatoria llena de aliento para tu amiga y mejor no te digo lo que significa concha por acá. Un besote

concha dijo...

Je je jeeeee.....yo tenía un novio argentino cuando era joven....el pobre lo pasaba fatal cuando hablaba de mí con alguien de allá.....
Mi madre me llama Conchi, de siempre, a una madre le tienes que permitir esas cosas. Un día , cuando mis mocos eran muy pequeños, estaban recogiendo conchas en la playa. Al irnos, Marcos, que estaba aprendiendo a recoger los juguetes, las tiró todas a la papelera. Miguel se puso a llorar como un descosido clamando: Marcos me ha tirado mis conchis...... pobrecito mío, él llorando y su malvada madre partiéndose de la risa.....tan pequeño y tan precioso que era mi rubio....
El vídeo que has puesto es un verdadero quitapenas, quitamurrias, quitadepres, quitainviernos......estoy del invierno hasta el último pelo...necesito primavera YA.....
Mi tocaya no puede sentirse sola, con amigas como tú es imposible.
Besitos

María del Mar dijo...

Tu tocaya Concha no es una mujer, es aquella "conchi" que Miguel había cogido de la playa.

Sencillamente me acordé de esos días playeros que tanto anhelo, por no contarte cuánto lo ansían mis niñas y los personalicé en aquellas conchas que tan gustosas se dejan coger por las manitas de mis niñas y por las de no tan niñas.

Pakiba no sabes cuánto me gusta hacer eso que cuentas escuchar el mar, aunque yo tengo suerte de hacerlo sin tan siquiera abrir mis ventanas.

Drac, ¿qué significa concha por allá? que me has dejado.....intrigá.

Besos, ayyy ojalá conteste Drac.