6 de abril de 2011

Y caminó.



Cuántas noches continuaron sus días planos, sin más perspectiva que el vacío despejado, se consultaba en un atardecer agitado por los colores terrenales que resurgían levemente. Ella los sentía, eran reales, palpables por su sexto sentido agudizado antaño, hogaño y durante años adormilado, pero retornaban en su interior delicadamente proporcionándole seda a su mirada, para que no le molestaran los destellos intensos.

Los colores se exhibieron allá en la cima de aquella montaña rocosa, cuando  mojaba con fineza los dedos de sus manos ladeando el agua para difuminar su cara en aquel lago turquesa; la tarde se guarecía cansada y extenuada, cuando los contrastes matizados se entumecían en la cálida noche.

Una noche no tan oscura, sus ojos lograron habituarse al terreno, cubrió los bajos niveles de iluminación descubriéndose hallada. No es locura y, si lo es, la necesito, se decía bien bajito, ni los bichillos la oyeron lamentarse o desnudarse de la carencia de sentimiento con la que viajó sin nada, desocupada de pertrechos, minada de miseria occidental, destrozada.

Se levantó sin bagajes, renovada y caminó.



8 comentarios:

DDmx dijo...

Es un txto muy bonito compañera, me ha gustado.

Princesa115 dijo...

Un texto muy conseguido...esa locura es a veces necesaria.

Un beso

Pakiba dijo...

A veces necesitamos esa locura para seguir.

rafarrojas dijo...

el que camina hacia adelante tarde o temprano topa con otro paisaje...
y si te descuidas con otros q hacen lo mismo o q viven allí o que vienen del otro lado marchando en dirección contraria.
y si charlas con ellos, por un rato es como si compartiérais casa, hogar y lumbre.
Incluso allí, en medio de la nada.

ANGELES Y JOSE LUIS dijo...

ELLA CAMINABA... BUSCABA ALGO... SU LOCURA LE IMPEDIA VER LO QUE BUSCABA... ENCONTRO ALGO... SE ENCONTRO CON ELLA MISMA... POR FIN LO HE ENCONTRADO. HE DECIDIDO SEGUIR CAMINANDO Y CONTINUAR CON MI LOCURA.

María del Mar dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Se trataba de eso, de continuar con mi locura.

Bendita locura que a veces me invade y me llena.

Un besazo a todos.

nuria dijo...

Caminemos pues...me uno a tu maravillosa locura.

María del Mar dijo...

Qué buena noticia Nuria, de veras.

Hay que irse, jajajaja.