20 de julio de 2012

Tiempo para recordarte.

Mañana la veré!

Qué fácil que no bella es mi vida sin ella. Se queda tan desocupado el espacio que edifiqué para ella que regresa la temprana niñez a mi mente, su chupete, sus "topaitas" que cubrían mi cuello con aquél jersey verde de tallaje infantil, sus manitas que apuntaban al mar azul cuando sus pies calzaban sandalias de bebé y corrían, vaya si se alejaban de la "verita" mía por pisar una arena seca y mojada que ya simplemente voló con los vientos de levante y de poniente tras los años que han pasado hasta hoy, ya son diez los cumplidos en su existencia, diez son los míos como madre.

Me hice fuerte Luisa, !lo logré!, apenas distorsioné con mis pensamientos tu nueva experiencia, si que se quedaron vacíos mis días sin ti, quisiera que te limpiases mis besos mientras a media voz dices "mami que pesada eres, déjame ya", jajaja. 

Al fin aprendí que ya no sólo eres raíz.

1 comentario:

ANGELES Y JOSE LUIS dijo...

MAJESTAD.....NO SON SOLO RAIZ, SON PARTE DE NOSOTROS, SON LAS QUE OCUPAN NUESTRAS MENTES DURANTE LAS VEINTICUATRO HORAS DEL DIA, SON LAS QUE NOS HACEN SER PERSONAS, SON LAS QUE NOS HACEN LLORAR Y NOS HACEN REIR, SON TODO.