6 de junio de 2012

Andar más despacio.



Enmascaras carencias desde las vivencias, vas recorriendo el ancho y el largo sin orientaciones divisadas anteriormente pretendiendo no chocar y si chocas aprendiendo a frenar, a andar más despacio,......

Suelo observar a las personas que andan despacio, que no agotan sus riñones doblándolos mientras avanzan, que saben dedicarle el tiempo preciso a cada cosa, a cada persona, que fueron educadas en la espera, en la paciencia, que las hicieron pensar y pensaron y reaccionaron.

Suelo contemplarlas y enmudezco en la forma en que sus pies apenas rozando el suelo van pisando fuertes y seguros, como si ya hubiesen danzado antes por el camino, como si fuese la realidad un fiel reflejo de un sueño. Quizás arrinconan cuanto carecen en un lugar del alma que nadie o pocos conocen,  si las conozco logro saberlo al dirigir mi vista a los ojos, a los gestos, a las palabras, ...... pero, ¿cómo lo esconden?

Las desconocidas, todo un enigma.

Buenas noches

3 comentarios:

bichoraro dijo...

Te he dejado un premio en mi blog, si te apetece pasas y lo recoges, pero no es en metalico, que la cosa esta muy "achuchá", jajajja

SaCha Sp dijo...

Te menciono en mi blog recomendando la lectura del tuyo, a través de una especie de"premio" para pequeños blogs. http://www.sachasp.com/2012/06/liebster-blog-que-cosas.html

Pakiba dijo...

Solo los limpios de corazón van pisando fuerte y seguro,los otros suelen arrastrar los pies.