24 de agosto de 2012

Volar es vivir!

Volar es vivir.



¿Quiénes nos creemos que vamos cortando alas a los sueños de los niños inocentes? ¿Qué sistema educativo reclamamos? Limitamos las capacidades más altas, no todas cognitivas, sino creativas, deportivas,... Y vamos sintiéndonos bien si son nuestros hijos quienes acaban la tarea cuando hará más de una hora que la noche entró y que el día lo entretuvo entre cono y mates, dejemos la lengua para mañana que hasta el martes no es el examen. Ricos niños fueron al nacer, pobres "niños-adultos" en la primaria que asfixian sus anhelos trabajando robotizados más horas que cualquiera de los que en estos momentos leen lo que indignadamente escribo.

Yo voy reeducándome, apartándome para que mis hijas vuelen, vivan, se sientan hijas y personas que necesitan no más que realizarse como tales. Voy transformando mi sueño a medida que las observo para saber qué ofrecer, qué necesitan para lograr ser ellas mismas, para que le susurren a la almohada sus fracasos y sus triunfos no impuestos sino queridos, buscados y hallados.

Todos nacemos distintos, porque aunque desnudos nuestros talentos están intactos queriendo destacar en cada paso que avanzamos, y son todos tan valiosos y diferentes, que a algunos no les dejamos ser educados y vamos amustiándolos, colocándoles el no apto. Valiente barbaridad hacemos si precisamente a volar aspiró siempre el hombre y la mujer y lo consiguió.

El hombre y la mujer siempre tropezando.

Aquí os dejo de dónde surgió la idea de VOLAR.

2 comentarios:

concha dijo...

Cuando Marcos era pequeño, camino del cole me iba contando cuentos, yo creo que los inventaba sobre la marcha. Una vez me contó las aventuras de un personaje que tenía alas, alas hechas con manos. Y éso es precisamente lo que hace la educación con nuestros hijos, añade manos a sus alas, para que sean poderosas y vuelen muy alto, todos los que intervienen van añadiendo. Me pareció una imagen tan hermosa y tan exacta que nunca lo he olvidado.
Por aquí hemos perdido la esperanza, ahora vamos a por la botella...jejejeee....

Maripeku Bernalín dijo...

Ya van volando Concha, ya van volando...... Me encanta esa historia de Marcos, me la guardo para mí, para mis hijas...... Gracias por estar siempre ahí.